XOCHIMILCO A TRAVÉS DEL TIEMPO


Breve reseña histórica.

Época Prehispánica

Procedente de Chicomoxtoc, la tribu de los xochimilcas fue la primera de las 7 tribus nahuatlacas en llegar al valle del Anáhuac.

Este grupo, se asentó en Cuahuilama, cerro sagrado ubicado en el pueblo de Santa Cruz Acalpixca.

Los Xochimilcas establecieron su ciudad en el siglo X y extendieron su dominio hacia zonas aledañas como Tlayacapan, Xumiltepec, Chinameca, Mixquic, Tláhuac, Tepoztlán y Hueyapan, lugares en los que ejercieron poder político y económico.

En 1352, la ciudad sagrada es trasladada al islote de Tlilan, lugar donde hoy se ubica el templo de San Bernardino de Siena, al tiempo en que la ciudad se dividió en 14 calpullis (Barrios), habitados según el oficio de sus habitantes.

En 1376, los xochimilcas sostuvieron su primera guerra con los mexicas, quienes querían conquistarlos, pero el señor de Azcapotzalco, Tezozómoc, brindó su apoyo a cambio de que los xochimilcas le pagaran tributo. Una vez vencidos los mexicas, Caxtoltzin,  es obligado a pagar tributo a su aliado,  convirtiéndose así en el décimo señor de los xochimilcas.

Posteriormente, en 1430, durante el reinado de Tzalpoyotzin, los xochimilcas son vencidos por los mexicas, quienes rompieron los escuadrones locales, obligándolos a replegarse hacia el Cerro de Xochitepec, destruyendo la cerca que defendía la ciudad.

Así, los señores de Xochimilco ofrecieron tributo a los mexicas, e Itzcoatl los obligó a construir, de piedra y tierra, la calzada que unía a los dos señoríos (hoy Calzada de Tlalpan), y los puentes para cruzar las acequias.

Durante el reinado de Moctezuma Ilhuicamina, los xochimilcas contribuyeron con materiales y mano de obra para la construcción del templo dedicado a Huitzilopochtli, para después, ya en tiempo de Ahuizotl, colaborar con mano de obra para la construcción del acueducto que iba de Coyoacán a México.

 

Época de la Conquista y Colonia Española

Hernán Cortés, siguiendo su plan de conquistar primero las poblaciones aledañas a Tenochtitlán, entró a Xochimilco con su ejército  el 16 de abril de 1521; los xochimilcas lo esperaban y fue derribado en el ojo de agua de la Noria. Posteriormente, fue rescatado por uno de sus soldados quien lo trasladó a la capilla del ahora Barrio de San Pedro, junto con la Malinche.

Ya en pleno sitio de Tenochtitlán, Cortés ordena un ataque rápido y sorpresivo. Según cuentan, el propio Cuauhtémoc fue hasta Xochimilco, a conseguir hombres y canoas para la defensa de Tenochtitlán y como recuerdo de su presencia, plantó un árbol de Sabino, mismo que aún se conserva en el actual barrio de San Juan.

Años más tarde Xochimilco se convirtió en bastión de alimentación hacia la capital, y otras poblaciones rivereñas; en el siglo XVII ingresaban más de 1000 canoas diariamente, lo que significaba, en aquellos tiempos, un tránsito considerable de embarcaciones.

 

Etapa del Movimiento de Independencia

Durante el movimiento insurgente de independencia, Xochimilco también participa con su contingente dentro del grupo suriano hacia 1815, después del fusilamiento del general José María Morelos y Pavón.

Desde entonces y hasta consumarse la independencia en 1821, Xochimilco estuvo participando activamente para lograr el triunfo contra el ejército realista y el gobierno colonial.

 

Etapa Porfiriana

Después, ya en el Porfiriato, se construyó el acueducto que entubó los manantiales de Xochimilco para abastecer de agua a la Ciudad de México, pues ésta carecía del suministro suficiente. Para tales efectos, se construyen diversas casas de bombas, de las cuales, aún se encuentra intacta la de San Luis Tlaxialtemalco, lugar en donde actualmente se ubica el Centro de Educación Ambiental Acuexcomatl.

 

Etapa del Movimiento Revolucionario de 1910

En 1911, los primeros zapatistas llegan a Milpa Alta  y después a Xochimilco. El 7 de septiembre de ese año incendian los pueblos de Santa María Nativitas y San Lucas Xochimanca, para  permanecer allí y bajar en grupos al centro del pueblo. Más tarde, el 21 de marzo de 1912, la ocupación encabezada por Emiliano Zapata se extendió hasta Tepepan, Tepalcatlalpan y Xochitepec. Tras estos hechos, los habitantes de Xochimilco danmuestras de apoyo y simpatía a los carrancistas que llegaron al sitio. Ante esto y como consecuencia, los zapatistas incendian el centro de Xochimilco y el Palacio Municipal.

El 4 de diciembre de 1914 se reúnen Francisco Villa y Emiliano Zapata, quienes firmaron el “Pacto de Xochimilco”.

 

Época Moderna

En 1929, Xochimilco fue considerada como una de las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal, para después, hacia 1934, gracias al decreto de protección de monumentos, ser declarado como zona típica y pintoresca.

Ya en la segunda mitad del siglo XX, en 1966, se construye la pista de Remo y Canotaje “Virgilio Uribe”, paralela al canal de Cuemanco, para realizar las competencias en estas especialidades en el marco de los juegos Olímpicos de México de 1968.

Xochimilco se ha caracterizado por la preservación de sus orígenes prehispánicos, arte y arquitectura colonial, así como la producción de hortalizas, plantas de ornato, y flores de diversas especies en cientos de chinampas. Estos son algunas razones por la que el 11 de diciembre de 1987, Xochimilco fue declarado “Patrimonio Cultural de la Humanidad” por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO).

Desarrollada por Secoweb