PERSONAJES ILUSTRES DE XOCHIMILCO


México es reconocido mundialmente como cuna de personas ilustres que con pasión, han dedicado su vida a poner en alto el nombre del país; ya sea por medio del arte, de la cultura, o ejerciendo un papel dentro de la vida política.

Aquí conoceremos a hombres y mujeres que por su labor incansable hoy por hoy se encuentran en la memoria de su pueblo, el mismo que los vio nacer, crecer y finalmente, regresar al suelo que en algún día sirvió de sustento para alcanzar sus ideales.

Nombres que resuenan en la memoria de la gente, como Quirino Mendoza y Cortés, compositor y poeta creador del conocido como segundo himno nacional, el huapango Cielito Lindo; Fernando Celada Miranda, poeta que a través de la pluma dio voz a los obreros y oprimidos frente a la indiferencia del Gobierno. Sin dejar de mencionar a mujeres que con valor sin igual, rompieron los esquemas de tiempos en los que pensar en equidad, era más bien imposible, como Tlazocihuapilli, primera mujer gobernante en Mesoamérica, o, Guadalupe Inclán Ramírez, conocida como la primera mujer en ejercer el cargo de delegada de Xochimilco.

Y es que, más allá de las flores y canales, Xochimilco es un lugar que ofrece al país, el cariño, talento y amor por la tierra de sus hijos, que, conscientes de ello, con pies descalzos, dejan huella más allá de la chinampa.


QUIRINO MENDOZA Y CORTÉS
Quirino Mendoza

Quirino Fidelino Mendoza y Cortés nació el 10 de mayo de 1862 en el Pueblo de Santiago Tulyehualco, Xochimilco. Recibió la educación básica en dicho lugar para  después finalizar sus estudios en la Normal. Al ser hijo de agricultores, recibió de sus padres (Policarpo Fidelio Mendoza Ocampo y Juana Cortés de la Rosa) la enseñanza del amor a la tierra y cómo trabajarla; además, conjugaba este trabajo con el estudio de la música por parte de su padre, quien siendo organista de la Parroquia de Tulyehualco le enseñó a tocar el piano, violín, flauta, órgano, guitarra y varios instrumentos de cuerda. Posteriormente llegó a ser organista por muchos años en los pueblos de Milpa Alta y Xochimilco, dando a conocer sus primeros cantos religiosos, siendo su primera obra “Mi Bendito Dios” en 1880.

Quirino Mendoza escribe “Cielito Lindo”, dedicado a Catalina Martínez quien fuera su novia e inspiración para la creación de la obra debido al llamativo lunar que ostentaba junto a la boca, tiempo después Catalina se convertiría en su esposa y con la cual tuvo tres hijos: Manuel, Jesús, Domingo. “Cielito lindo”, fue ejecutada por primera vez el 10 de mayo de 1882 cuando él cumplía 20 años.

Durante el periodo revolucionario ingresa a las filas de Maclovio Herrera y luego a los Villistas como soldado raso, tiempo en el que, mientras estaban en tregua, tocaba la guitarra. Su creación no cesa pese al ambiente militar en el que se desenvolvía, “Jesusita en Chihuahua” y “La Joaquinita” son ejemplo de ello al ser compuestas cuando estrenaba el grado de Teniente Coronel en el pueblo de Loreto a la par que era director de la orquesta de Puebla, en 1916.

Uno de los momentos más significativos en su vida fue cuando compuso un himno al Rey de España, Alfonso XIII, y que fue presentado en el Palacio Real de Madrid, España el 12 de octubre de 1919. Como agradecimiento, su majestad el Rey, le entregó una carta de felicitación y una medalla al tiempo que el Club Internacional de Mujeres le rindió un homenaje por haber organizado una orquesta típica femenina, de quienes además fue maestro.

El maestro Quirino Mendoza continuó dando clases hasta 1943, año en que se jubila, fue autor de 73 himnos, 102 canciones (pasos dobles, marchas, foxes) 57 cantos para los jardines de niños, 50 huapangos, polkas, corridos, valses, boleros, rancheras, mazurcas, y cantos religiosos, entre los que destacan: “Rosalía”, “Honor y Gloria”, “México”, “Xochimilco”, “La noche tiende su manto”, “Las espuelas de Amozoc” y “Alegría de Vivir”, por mencionar algunas.

Su exitosa carrera, tanto musical como docente, lo hicieron acreedor a una gran variedad de premios y reconocimientos, entre los que destacan:

  • Medalla maestro Manuel Altamirano concedida por las autoridades educativas por 58 años de servicio.
  • Medalla otorgada por los alumnos de la Preparatoria Artística Numero 4.
  • Medalla Honorifica del Presidente de los Estados Unidos de América,  Harry S. Truman.
  • Mención Honorífica de Hirohito, Emperador de Japón.
  • Menciones honorificas de los gobiernos de: Chile, Honduras, Venezuela y Cuba, además de un sinnúmero de diplomas, trofeos, disco de oro y placas metálicas de reconocimiento por “Cielito Lindo”.

Aunque fue muy longevo, la vida del maestro Quirino Mendoza llegó a su fin el día 9 de noviembre de 1957 a la edad de 95 años, en la Ciudad  de México, siendo sepultado en el panteón de Tulyehualco, Xochimilco.Es de importancia resaltar que el maestro se había preparado para ese momento y compuso su propia marcha fúnebre, “Juanita”, la cual fue interpretada durante su velorio tal y como el artista lo tenía dispuesto.

En 1977 se le rindió un homenaje post-mortem y fue entonces que sus restos mortales fueron exhumados y trasladados del panteón de Tulyehualco, al lote de los hombres ilustres de Xochimilco que se encuentra en Xilotepec.

A varios años de su muerte han seguido recibiendo reconocimientos, como un Diploma y Medalla de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), de la que fue miembro fundador por su canción inmortal Cielito Lindo.

Referencias:

Archivo Histórico. Biografías. Dirección de Turismo.

Sociedad de Autores y Compositores de México(SACM) Biografias, Quirino Mendoza y Cortés.(en línea) 16 de noviembre de 2015. ( Consultado el 2 de mayo de 2017)

Antonio Trejo.”Cielito Lindo” Nuestro segundo himno nacional (en línea) http://www.destakados.net/2013/02/cielito-lindo-nuestro-segundo-himno-nacional/ (12 de febrero del 2013), (Consulta: 2 de mayo 2017).


FERNANDO CELADA MIRANDA
Fernando Celada

Nació en Xochimilco el 30 de mayo de 1872 en el Barrio de San Pedro, sus padres fueron Don Silvino de Celada y Doña Magdalena Miranda.

A los 6 años ingresó a la escuela “Ignacio Ramírez” en donde curso su instrucción primaria, para más tarde,al salir de las aulas, comenzar a producir sus primeras composiciones. Posteriormente, se dirigió a la capital en donde intentó algunos trabajos dentro del periodismo y se volvió aprendiz de una imprenta.

Continuó con su carrera literaria en un estudio de declamación, para después, al llegar a la edad de 24 años, casarse con la señorita Juana Sánchez Reveles con quien tuvo una hija, que desafortunadamente murió a la edad de 12 meses.

Celada fue un rebelde contra el gobierno porfirista y la injusticia, motivo por el cual, fue objeto de persecuciones y censuras. Es precisamente durante este periodo que se convierte en periodista de oposición, escribiendoen Bandera Roja, Redención y Jalisco Nuevo entre otros.

Entre los libros que escribió se encuentran: "Cantos épicos a Juárez", "Martillos y yunques", "Bronces", "Himnos de los martillos", para los obreros de la nación. Es recordado por su poema "La caída de las hojas".

Se le dio el apelativo: “El cantor de los obreros”, por su poesía social “En Capilla”, monólogo dedicado a los obreros de la República Mexicana, estrenada en el Teatro Invierno, el 4 de junio de 1896.

Celada, poeta viril y agudo, siempre decidido y animoso vivió con su esposa y espero la muerte con una enfermedad cardiaca, la pérdida del habla y memoria. Murió el 7 de julio de 1929, siendo sepultado en la Rotonda de los hombres ilustres, y posteriormente exhumados sus restos, el 15 de octubre de 1938 para trasladarlos a Xochimilco.

Referencias:

Ficha de diccionario de Fichero bio-bibliográfico de la literatura mexicana del siglo XIX. 2 t., de Ángel Muñoz Fernández (México: Factoría Ediciones, 1995).

Archivo Histórico, Dirección de Turismo Xochimilco.


Desarrollada por Secoweb